Turismo familiar por Mallorca: conociendo Sa Pobla

Viu Sa Pobla

Gracias a una nueva edición del Blogtrip #SomdeMallorca hemos tenido la oportunidad de conocer uno de los municipios con mas tradición de Mallorca, nos referimos a Sa Pobla.

Durante varias jornadas pudimos catar productos tradicionales locales y aprender algo mas de la historia de sus fiestas y también de su idiosincrasia y paisaje.

Nosotros queremos compartir nuestro punto de vista desde la perspectiva del turismo en familia por Mallorca y os podemos asegurar que la zona tiene mucho que ofrecer.

Fira de l’Arròs pobler

La primera jornada la dedicamos a conocer una de sus ferias más queridas, centrada en uno de los productos estrella que ofrece Sa Pobla: el arroz bomba, un producto que es de máxima calidad gracias a la cercanía que tiene el pueblo con S’Albufera, la zona húmeda más grande de Mallorca. Este tipo de arroz es conocido por sus propiedades nutritivas y sus virtudes gastronómicas.

Esta feria es muy completa y es ideal para visitar con niños, desde los típicos puestos de artesanía, pasando por los más característicos de la gastronomía del pueblo como son la patata o los pimientos picantes que también tienen mucha fama.

Al estar en pleno corazón del pueblo tuvimos ocasión de probar el típico variat en uno de los locales con más solera: Cas Cotxer (Carrer Major, 4). Este tipo de plato puede combinar todo tipo de ingredientes, por lo que los más peques pueden comerlo sin problema, eso sí, es importante decirle al camarero que es lo que puede o lo que no puede incluir o simplemente pedirlo y ver que incluye, cada bar o restaurante tiene su propio estilo a la hora de elaborarlo. Es de Cas Cotxer tiene fama en el pueblo a juzgar por lo lleno que estaba el establecimiento.

En la plaza donde se ubica el ayuntamiento es donde está el mejor ambiente y tuvimos ocasión de ver los puestos más tradicionales y en uno de ellos, con carácter benéfico, nos dieron la posibilidad de remover y luego probar un enorme caldero donde se cocinaba el famoso “arròs brut” al estilo pobler. Una delicia cuya particularidad entre otras es que puede incluir marisco, un elemento que lo diferencia del típico “arròs brut”.

Arroz Pobler

Museu Can Planes. Visita etnográfica para descubrir las fiestas de Sant Antoni.

En una segunda jornada iniciamos nuestra aventura en el emblemático edificio del Museo Can Planes. En é se alberga el famosos museo de “Sant Antoni I el Dimoni”, una pequeña joya escondida pero que realmente merece la pena visitar.

Aquí realizamos varias actividades pero sin duda nuestra favorita fue la visita al museo. Este museo alberga un recorrido iconográfico de la fiesta de Sant Antoni, patrón del pueblo.

En el museo podemos encontrar todos los caparrots, dimonis, gigantes y otros elementos que componen la fiesta y que sólo salen los días de las fiestas de Sant Antoni en enero, por lo que el resto del año los podemos ver en el museo.

Además te ofrece un audiovisual donde podemos entender perfectamente la pasión que despierta esta festividad entre todos los poblers. El espacio no es muy grande pero es muy colorido y está perfectamente aprovechado.

Caparrots Sant Antoni en Sa Pobla

Además de la visita hicimos varias degustaciones de productos poblers.

La primera cata nos la ofreció Jaume Cladera, de productos Butxí. Se trata de una empresa familiar dedicada a productos para entendidos en picante. Desde el año 2000 se dedican a la producción de pimientos picantes y otros productos relacionados, en la que ellos denominan la cuna del picante de Mallorca, Sa Pobla. Algunos de sus productos tiene fama a nivel internacional. Existen diferentes niveles de picantes y ellos se atreven a producir algunos de los más picantes del mundo.

La segunda cata fue asequible para paladares mas delicados : la espinegada poblera, uno de los productos estrella de Sa Pobla sobre todo para las fiestas de Sant Antoni.  El Forn de Can Paco nos explico cuál era su elaboración y los diferentes ingredientes que puede incluir. La espinegada es una especie de pastel salado relleno. La receta original se hace con anguilas por la cercanía que tiene Sa Pobla con la albufera pero también se suele hacer con lomo o mussola. Otro ingrediente principal son las espinacas, de ahí su nombre. Un plato que gusta mucho a los niños y es una bonita tradición prepararla con los abuelos.

Para acabar esta parte de la jornada pudimos hacer un taller de marcaje muy divertido, donde pudimos colorear bolsas de tela con el símbolo de Sa Pobla que luego rellenamos, gentileza del ayuntamiento, con algunos productos locales como la pata, el arroz bomba, pimientos picantes,…

Viu Sa Pobla

Tras el taller nos dispusimos a visitar otra joya que ofrece la zona: “S’Albufera de Mallorca” muy importante para el municipio por muchas razones.

S’Albufera de Mallorca

Esta zona húmeda siempre ha sido muy importante para Sa Pobla, un paisaje único que no sólo es una reserva natural sino que esconde una intrahisoria extraordinaria y que gracias al escritor Pere Perelló pudimos conocer un poco mejor. Perelló ha realizado varias publicaciones y libros, uno de ellos titulado: “La presència anglesa a la gran Albufera del nord de Mallorca” en 2015.

La Albufera tiene una larga historia que pasa por diferentes épocas pero llega a convertirse en una especie de ciénaga que era una fuente de enfermedades.

Durante nuestra visita, Perelló, nos explicó que S’Albufera era la finca de regadío más grande de Europa. En 1862 la empresa inglesa “New Majorca Land Company” asumía la desecación y explotación de sus terrenos. La desecación supuso la construcción de la mayoría de infraestructuras actuales: más de 40 kilómetros de caminos, once puentes, un pantalán marítimo de 300 metros y el Gran Canal que llevaba hasta el mar el agua de los dos torrentes que abastecían la Albufera. Una obra de ingeniería descomunal en la que trabajaron más de 1.500 personas que lo excavaron a con pico y pala.

Entorno Albufera de Mallorca

Pero la base de la riqueza ecológica de S’Albufera sin duda es el agua. La situación de inundación casi constante de la mayor parte del Parque condiciona y favorece el crecimiento da la vegetación, variada según la profundidad, la proximidad al mar y por el tipo de terreno. Las diversas especies de plantas dan cobijo y alimento a multitud de animales, que, a su vez, forman el alimento de muchas mas.

Actualmente es Parque Natural desde el 28 de enero de 1988 y tiene un centro de interpretación que es e punto de partida de 4 rutas que podemos hacer a pié o en bicicleta.

Albufera de Mallorca

  • Sa Roca, tiene 760 mts de recorrido sólo ida y podemos encontrar hasta  5 casetas de observación de aves, en este caso sólo está permitido ir andando.
  • Es Camí d’Enmig – Ses Puntes, tiene 11.500 mts de recorrido de ida, el más largo y también se puede hacer en bicicleta. Además tiene una torre de observación con una gran vista panorámica del parque.
  • Es Colombars, recorrido de unos 1.300 mts de ida, se puede recorrer en bicicleta. Tiene 2 plataformas de observación.
  • Es Cibollar, tiene una distancia de 725 mts de ida, precioso recorrido entre árboles por un camino estrecho. También se permite ir en bici. Incluye observatorios, puentes y canales.

Todos los itinerarios se pueden hacer por tramos sin necesidad de hacerlos completos, lo cual lo hace ideal para hacerlo con niños.

Nuestra visita fue muy agradable ya que el día era magnífico y realmente es un lugar muy recomendable para visitar en familia cualquier época del año, quizás en verano pueda ser excesivamente caluroso. Importante si vamos con niños llevar gorra, agua, crema solar y repelente de mosquitos.

Gran final: Arròs Brut al estil Pobler

Nuestra visita a la Albufera abrió el apetito a todos los participantes del Blogtrip y tuvimos la suerte de acabar la jornada con una comida 100% poblera, la cual incluía un extraordinario arròs brut al estilo pobler, para picar una coca de pimientos poblers y de postre algo también muy típico que es el palo de crema caramelizado. Todo ellos marinado con vinos de la DO de Binissalem.

Esta variedad de arròs brut tiene la particularidad de que incluye gambas o incluso marisco, dándole un sabor muy especial pero sin duda el mayor secreto es la combinación de especias que utilizan para su elaboración.

Arròs brut pobler

Tras la comida, algo muy tradicional allí, es acabar cantando glosas o cánticos “santantoniers”. Tuvimos la suerte de vivirlo con un grupo muy especial de alumnos de “l’Escola Festa de Sa Ximbomba”.  Llevan varias décadas poniendo música a las fiestas de Sant Antoni. Los alumnos, entre otros, estaban acompañados por Toni Ballador, el presentador del programa de IB3, Uep! Com anam?, que además es director de la escuela.

Un final fantástico para dos jornada intensas para conocer este municipio que recomendamos a todas las familias visitar.