Feste de les verges

Repostería mallorquina

Origen

Cada 21 de octubre en Mallorca, festividad de Santa Úrsula, se celebra la tradicional Feste de les Verges cuyos orígenes parece que se encuentra en el hallazgo, en 1106, de las reliquias de once vírgenes que fueron martirizadas por los hunos hacia el año 453, cuando regresaban de una peregrinación a Roma. La leyenda se magnifica y estas 11 vírgenes pasaron a ser 11.000 de ahí que se refieran a este día como el día de Santa Úrsula y las 11.000 vírgenes.

En Mallorca desde hace muchos años se mantiene la tradición de regalar claveles a las jóvenes vírgenes y comer buñuelos. La noche anterior, hasta hace poco, muchos jóvenes salían a las calles de la ciudad y con o sin instrumentos, realizaban serenatas a los pies de la ventana de las casas de sus amigas o novias. Si el canto complacía a las chicas, tenían permiso para subir y comer “bunyols” y beber “vi dolç”. Los cantores se paseaban de casa en casa hasta altas horas de la madrugada. Lamentablemente parece una tradición que se ha perdido.

La receta de los buñuelos de viento

Ingredientes:
250 g de harina
500 g de patata cocida y hecha puré
2 Huevos con el blanco subido
20 g de levadura de pan, disuelto en una taza con un poco de agua tibia.

Preparación:

Con todos los ingredientes formamos una pasta, la cual dejaremos fermentar como mínimo una hora en un lugar tibio. Cuando este fermentada podemos hacer los buñuelos: coger una pequeña porción de pasta y tirarla dentro de una sartén con el aceite hirviendo, siempre de manera que la pasta qude con un agujero en medio. Cuando los buñuelos estén dorados, sacarlos, escurrir el aceite y ya se pueden servir con azúcar o incluso con miel o algún tipo de confitura, con melocotón están riquísmos!!

Feste de les verges

La receta está sacada de este libro:

Calendari de festes de les Illes baleares i Pitiüses
vv.aa.
Editorial Alta Fulla
Fundació Serveis de Cultura Popular

¿Dónde comprarlos?

Bunyols de ventEn todos los pueblos de la Isla y en Palma existen numerosos hornos que venden los profiteroles o buñuelos rellenos. También suelen aparecer a mediados de octubre puestos específicos en diferentes partes de la ciudad donde se suelen formar largas colas. Seguro que cada barrio tiene su propio establecimiento.

Pero muchos recordaremos los buñuelos de Can Tomeu en Palma, ubicado en la Plaza del cardenal Reig 6 o Plaza del obelisco, donde la mayoría de palmesanos acudíamos a comprar. Felizmente, el actual propietario, el Café 2Terres ha recuperado la tradición y ubicado en la misma ventana podemos encontrar el tradicional puesto de buñuelos y ver como se elaboran al momento y nos los podemos llevar prácticamente quemando.

Más información sobre els bunyols

0 Comentarios

Deja un comentario





9 + = dieciséis