París con niños

París con niños

Seguramente el turismo familiar que llega a París tiene como principal objetivo Eurodisney, pero en la mayoría de casos todas las familias se proponen al menos dedicar un día a visitar París con niños.

El viaje perfecto consistiría en dedicar mínimo 3 días a está espléndida ciudad ya que París esconde infinidad de lugares que harán las delicias de toda la familia. Es importante antes de plantearse una visita a la ciudad, planificarse un poco y tener claro que medio de transporte vamos a usar, es vital si vamos con niños y nos permitirá optimizar tiempo. Hay que tener en cuenta que las distancias en París son muy grandes pero si aprovechamos lo que tenemos en los alrededores podremos disfrutar mucho de lo que nos ofrece la ciudad.

Se pueden plantear numerosos itinerarios para aprovecha bien el tiempo, nosotros  os proponemos 5 basados en nuestra propia experiencia:

1. Torre Eiffel y alrededores

La visita a la torre seguramente es el principal objetivo de cualquier visita a París, muchos intentan planificar esa visita comprando la entrada en Internet a través de su web oficial: www.toureiffel.paris, lo que suele ocurrir es que seguramente sino lo hemos hecho con mucha antelación no podamos hacer la compra, pero no nos preocupemos. Existen formas de paliar un poco las largas colas que se llegan a formar.

Una opción es subir el primer tramo de la torre a pié, si nos colocamos frente a ella, dejando el Sena a nuestra espalda, encontraremos la taquilla para esta opción a la derecha, en el segundo pié de la torre. Allí si nos interesa podemos comprar el ticket para subir arriba del todo. Veréis que hay mucha menos cola pero puede resultar fatigoso para algunos niños, nosotros lo hemos hecho 2 veces con niños de 7, 9 y 12 años y han aguantado mejor que los adultos. El truco de estar a primera hora de la mañana para la cola del ascensor no os funcionará ya que son muchos los que piensan exactamente igual :).

Otra opción, más recomendable, es hacer la visita a última hora de la tarde, ya que hay menos colas tanto para la subida en ascensor como a pié, e incluso para el tramo final. El horario en verano es bastante holgado y podemos ver la iluminación de la torre cuando bajamos.

Esa misma jornada podemos planificar un paseo por el Sena, hay barcas desde 10 euros, lo aconsejable es hacerlo a primera hora de la mañana donde hay menos aglomeraciones. El motivo es fácil, existen numerosas excursiones organizadas que incluyen la visita a la Torre a primera hora  y el paseo por el Sena por la tarde, por lo que encontraremos muchísima más cola para acceder a los barcos. Si invertimos el orden ganaremos mucho tiempo. Yendo a primera hora de la mañana no habrá problema para comprar directamente allí el billete antes de subir al barco sin tantas aglomeraciones.

Entre y entre podéis realizar varias visitas a lugares como: el Parque de Champ de Mars, los Jardines del Trocadero o la Escuela Militar y el Hôtel National des Invalides.

París con niños

2. Sacré-Coeur y Montmartre

Estamos antes uno de los barrios más bellos de París, es obligado callejear por sus calles para terminar con la visita al majestuoso monumento del Sacré-Coeur, donde podremos ver desde su cúpula unas magníficas vistas de la ciudad. Aquí es suficiente dedicar media jornada.

Pero no nos olvidemos de los niños, convirtamos el paseo por este precioso barrio en un juego tipo gincana y  propondremos a los niños diferentes objetivos:

  • Iniciamos nuestro paseo desde el conocido Moulin Rouge situado muy cerca de la parada de metro de “Blanche”, está parada nos dejará prácticamente a los pies del mismo.
  • Desde allí, en la calle justo a la derecha y a pocos metros,  seguiremos hacía el conocido “Café des Deux Moulins” (15 rue lepic), famoso por ser el bar de “Amelie”, la protagonista de la película francesa del mismo nombre. Allí incluso podremos comer un menú a buen precio o degustar un buen café. Dentro encontraremos diferentes elementos que homenajean a la película (no perderse la entrada a los baños).
  • Seguimos nuestra ruta, en el nº 54 de esta misma calle, encontramos un edificio que fue propiedad del hermano de Van Gogh y donde el pintor se alojo durante varios años.
  • Subiendo por la misma calle podremos ver todavía dos molinos: el Moulin Blute-Fin y el Moulin Radet, este último convertido en restaurante.
  • Ahora en la place Marcel Aymé toca descubrir donde se encuentra la estatua del hombre que atravesaba las paredes (Passe-Muraille).
  • Nuestro paseo nos ofrece una preciosa vista del barrio de Montmartre, llegamos a otro sitio donde podremos ver el famoso conejo de Gill, en la fachada del Cabaré “Au Lapin Agile” (22 rue des Saules) y justo delante tenemos el único viñedo activo que existe en toda París: Clos Montmartre.
  • En breve llegaremos a la Place du Tertre donde se concentran numerosos artistas (pintores, retratistas, dibujantes,…) y es la zona más alegre del barrio que no defraudará.
  • A escasos metros encontraremos la entrada al Sacré-Coeur, del cual podemos visitar su interior de forma gratuita y subir a la cúpula previo pago para disfrutar de una de las mejores vistas de París.

Para la bajada hay un pequeño funicular pero al ser una distancia relativamente corta casi es mejor bajar por las escaleras, que nos dejará en una amplia zona de restaurantes y tiendas de recuerdos, para en poco tiempo llegar a la misma estación de metro, nuestro punto de partida.

3. Museo del Louvre

Seguro que visitar el Museo del Louvre un día entero puede ser excesivo si vamos con niños, lo ideal será dedicarle una mañana o tarde, aquí si que recomendamos ser de los primeros en entrar porque luego las colas kilométricas no paran. La entrada es gratuita para los menores de 12 años :). París con niños

El museo es muy muy grande por lo que si vamos con niños y una vez tenemos el plano en nuestras manos, podemos planificar una visita a los sitos más importantes. El plano que te facilitarán en la entrada indica aquellos obras maestras que no nos podemos perder en nuestra primera visita al museo. Por descontado todo debería pasar por ver una de las obras favoritas de los peques: “La Gioconda”, la obra más conocida de Leonardo da Vinci. Este cuadro se encuentra sin duda en una de las partes más espectaculares y bonitas del Louvre.

Sus largos pasillos nos ofrecen obras de todo tipo y no debemos perdernos: Afrodita llamada Venus de Milo, los diferentes sarcófagos egipcios, la Victoria de Samocracia, el escriba sentado o los majestuosos aposentos de Napoleón III.

El museo abre todos los días, excepto los martes y algunos días festivos. La apertura es de 9 a 18 horas excepto miércoles y viernes que abre hasta las 21,45h.

Para completar el día y satisfacer el descanso de los niños una buena opción es visitar los Jardines de las Tullerias donde pueden encontrar botes a vela,  un carrusel, zona de juegos y durante el verano se instalan atracciones mecánicas y una noria.

4. Notre Dame y alrededores

En este caso vamos a centrarnos en 3 lugares, no debemos olvidar que vamos con niños y hay que ir a otro ritmo, igualmente ampliar o reducir la jornada dependerá siempre del estado de ánimo y el cansancio de los pequeños.

La Catedral de Notre Dame y su inconfundible fachada son visita obligada si estamos en París, estamos ante la obra maestra de la arquitectura gótica francesa. Su entrada es gratuita y una vez en su interior podemos contemplar su espacio majestuoso y disfrutar de sus tres bellos rosetones. Podemos conformarnos con ver su interior o ir más allá y subir a una de sus torres para poder ver más de cerca sus conocidas gárgolas y disfrutar de nuevo otra panorámica de París. En este caso si que se cobra entrada aunque los niños también entran gratis. En nuestra última visita no pudimos subir porque cerraban a las 16h. pese a que nuestra guía decía lo contrario, por lo que si queremos asegurar la subida es mejor planificarla para la mañana.

Si nos situamos delante de la fachada, a mano derecha, a escasos metros encontramos la librería más famosa del mundo: Shakespeare & Company, se trata de una librería especializada en literatura anglosajona y que cuenta con dos pisos repletos de todo tipo de libros, pero es mucho más que eso, está llena de espacios mágicos por donde han pasado numerosos artistas literarios como el mismísimo Ernest Hemingway. Por descontado tiene una preciosa zona de literatura infantil. Merece la pena perderse un rato entre sus innumerables estanterías.

París con niños

La tercera propuesta fue uno de nuestros lugares favoritos y una gran sorpresa para toda la familia, también ubicada muy cerca de Notre Dame, encontramos la Sainte Chapelle, otra joya del gótico. Ubicada en la calle 4 boulevard du Palais, dentro de la sede del Palacio de Justicia, no podremos creer lo que estamos viendo, prácticamente una capilla rodeada de vidrieras multicolores y quizás uno de los monumentos más hermosos de París.

París con niños

5. Centro Pompidou

El Centro Pompidou es un museo de arte moderno tanto por fuera como por dentro. Su fachada llama la atención desde cualquier parte. Es un museo que ofrece numerosas actividades para familias. En la parte exterior, en su característica plaza, es un lugar perfecto para descansar y que los niños puedan jugar y correr. Una vez dentro, antres de acceder a las taquillas, existe un área de descanso, una librería y wifi gratuita :).

Si se dispone de tiempo se ubica muy cerca de allí el Ayuntamiento de París (Hotel de Ville), un edificio de bella factura que también merece la pena ver.

Centro Pompidou

Nos dejamos muchas cosas: el Arco del Triunfo, el barrio latino, los campos elíseos, … pero será cada uno quien elija entre toda la variada oferta, también os podéis dejar llevar y explorar sus numerosos rincones, sus monumentos y pasear simplemente por la orilla del sena.

Cosas a tener en cuenta si vas a París con niños

  • El mejor transporte sin duda es el metro, es el más económico y podéis comprar bonos de varios días, donde toda la familia puede viajar. Los bonos son por días naturales, es decir si compramos un bono a las 18 horas sólo servirá hasta las 00,00 del mismo día. Es recomendable comprarlo pues a primera hora de la mañana. Los niños menores de 4 años no pagan.
  • El problema de las grandes ciudades es el tráfico y París no puede ser menos, por eso los buses turísticos pueden tener su encanto pero en muchos casos pueden ser una trampa  si lo que pretendemos es tener una vista panorámica y evitar que los niños caminen: además del tráfico que puede relentizar mucho el paseo,  suelen parar varios minutos en las paradas para ver si se llenan y a veces incluso unifican 2 buses perdiendo el sitio privilegiado que llegas a conseguir. Nuestra experiencia  no fue la mejor, además de caros estaban muy sucios.
  • Por toda la ciudad hay fuentes de agua fresquita y buena, se puede beber sin problema. Es bueno llevar botellitas de plásticos para ir rellenado por el camino, aprovechad las fuentes para volver a llenarlas.
  • Para comer existen todo tipo de restaurantes muchos de ellos con menús pero ninguno incluye la bebida, eso sí, si queréis ahorrar algo pedir una jarra de agua (una carafe d’eau) que es gratuita, los camareros si os despistáis os traerán agua embotellada.
  • No abundan los menús infantiles y las tronas por lo que una buena opción es comprar sándwiches o crepes y hacer un picnic en algún parque.
  • La ciudad dispone de muchos baños públicos gratuitos y en su mayoría en buen estado. En la parte de atrás suelen tener fuentes de agua.
  • Mucho cuidado con los pasos de cebra, no siempre son respetados por los conductores, busquemos siempre un acceso seguro.
  • Hay muchos museos donde los niños no pagan o tiene precio reducido.
  • Existen numerosos parques y zonas infantiles donde podremos hacer paradas técnicas.
  • Más información: París en familia.

OFERTA especial: pasar la Navidad en Disneyland París, aprovecha tu viaje a París si vas con niños
¡Hasta 2 noches gratis + niños menores de 7 años gratis + 10% de descuento en Pensión completa!
Reservando hasta 15 de noviembre de 2017
Para llegadas desde el 1 de noviembre hasta el 20 de marzo de 2018

 

6 Comentarios

  1. […] por los usuarios, consejos que te ayudarán a disfrutar de unas vacaciones perfectas en Disney. – Visitar París con niños: si vas a París es imprescindible visitar su ciudad, aquí te damos muchas recomendaciones de […]

  2. […] – Novedades en Disneyland París para 2016 – Consejos prácticos para una buena estancia en Disneyland París – Visitar París con niños […]

  3. […] En esta ocasión podremos disfrutar de una serie de obras decidas para la ocasión por el Museo Louvre de París, sin duda todo un […]

  4. […] ¿Quieres disfrutar también de un par de días en París con niños? Aquí os dejamos varias propuestas para visitar París en familia. […]

  5. […] Si se va a estar más de un día en París aquí podéis ver información ampliada: París con niños […]

Deja un comentario





cuatro + = 13