Visita a Harry Potter Studio Tour. Londres con niños.

Warner Bros. Studio Tour London – The Making of Harry Potter

Visita de Turisme Petit a Harry Potter Studio Tour

Si viajas a Londres en familia recomendamos dedicar un día para visitar el Tour de Harry Potter en los estudios Warner. Esta visita es muy especial para los niños ya que como todos sabemos las películas de Harry Potter son conocidas mundialmente y para muchos es unas de las mejores sagas que hay.

Nosotros hicimos esta visita el pasado mes de julio, un sábado de diez a cuatro de la tarde aproximadamente. La visita se puede realizar en menos tiempo pero nosotros somos fans de todas las pelis y nos tomamos nuestro tiempo. Nuestras expectativas fueron superadas y se convirtió en uno de los mejores momentos del viaje a Londres que disfrutamos toda la familia.

Cómo llegar

Pero empecemos por el principio, los estudios no están exactamente en Londres, sino en la zona residencial de Leavesden en Hertfordshire. A unos 55 Km del centro de Londres por lo que es necesario usar transporte público. Pero si te organizas bien es muy fácil llegar.

Existen excursiones organizadas que incluyen entradas y traslados pero siempre será más caro y hacerlo por nuestra cuenta no es nada difícil y aquí os aclaramos las posibles dudas.

Es importante conocer bien la ruta tanto a la ida como a la vuelta, porque hasta que no llegas a la parada de bus oficial, el traslado corre de nuestra cuenta. Es importante ser puntual ya que el mundo de los magos no admite demoras :).

Siempre dependerá de dónde estemos alojados pero debemos llegar a la Estación de Watford Junction que es de donde sale el bus que nos llevará directos a los estudios. Para ello primero tenemos que coger metro a la estación desde donde queramos salir.

Hay un tren directo desde Londres, podemos cogerlo o bien en la estación de London Euston (el trayecto es 20 minutos) o bien en la estación de Birmingham New Street (el trayecto es de 50 minutos). Desde Watford Junction al recinto de los estudios sale un bus cada 30 minutos y dura el trayecto unos 15. Sabiendo estos tiempos es cuestión de organizarse.

Bus para Harry Potter Studio Tour

El bus oficial que recoge a los visitantes está justo delante al salir de la estación y lo reconoceremos enseguida porque el exterior esta totalmente pintado con motivos de las las películas de Harry Potter. Hay que pagar aunque tengas las entradas pero es económico, unas 2,5 libras por persona (los bebés no pagan). Antes de subir al bus ya debes enseñar la entrada ya que el estudio se encuentra en las afueras y no hay nada más alrededor.

Mucha información para organizar nuestro viaje a Londres con niños la hemos obtenido a través de la web oficial de Visit Britain que es muy completa y además está en español: https://www.visitbritain.com/es/es.

Las entradas

Es muy importante sacarlas online a través de la web oficial: https://www.wbstudiotour.co.uk/tickets.

Existe un pack familiar más económico de 4 entradas (2 adultos y dos niños de entre 5 y 15 años) y los niños menores de 4 años no pagan aunque también debemos sacar ticket. En la web hay un calendario donde veremos la disponibilidad de los días y las horas. Es recomendable hacerlo con tiempo sobre todo en temporada alta donde muchos días ya estarán completos y no admiten más visitantes.

A la hora de comprar las entradas debemos elegir la franja horaria que esté libre, teniendo en cuenta que la visita puede durar un mínimo de 3 horas.

La visita a los estudios

Advertencia: esta parte está llena de spoilers, sentíos libres de leerla pero quizás prefiráis descubrir todos los secretos por vosotros mismos.

Las 5 fases

Para entrar, y casi nos puede parecer una gincana, debemos pasar varias “pruebas” o fases :):

  • En la primera fase subiremos al autobús oficial que nos llevará a los estudios.
  • En la segunda fase llegamos al exterior de los estudios donde debemos canjear nuestras entradas, o bien en taquilla donde nos darán las entradas físicas, o bien a través de 3 máquinas ubicadas a la derecha de las taquillas que nos permiten hacerlo sin hacer tanta cola. En nuestro caso el funcionamiento de la misma fue muy lento y tardamos un rato en conseguirlas, por suerte no hicimos casi cola.
  • En la tercera fase POR FIN entramos en el recinto, hay un gran Hall donde no debemos despistarnos ya que personal de la casa reparte pasaportes de Harry Potter (super chulos y uno de los pocos recuerdos que te podrás llevar gratis) para hacer la visita más amena, por lo que si vas demasiado rápido te lo puedes perder. Desde el Hall hacemos un pequeño paseo hasta llegar a un espacioso vestíbulo donde encontraremos un restaurante, una tienda de regalos (que es muy grande) y el acceso a las salas de exposición que se hace por grupos.
  • En la cuarta fase hacemos la cola para entrar a las salas. Os recomendamos ir enseguida que se pueda a hacer cola ya que luego podremos ver tranquilamente la tienda y en el interior disponemos de un restaurante donde comer a un precio razonable y por supuesto podremos probar la “deliciosa” (guiño, guiño) cerveza de mantequilla. La entrada se hace por grupos grandes pero suele tardar unos 15 minutos en volver a abrir la puerta. Mientras esperamos ya veremos una reproducción de uno de los rincones más queridos de la saga: la habitación de Harry de debajo de la escalera.
  • La última fase no os la contaremos del todo porque viene con sorpresa. Primero accedemos a una sala donde vemos varias pantallas de televisión y nos contarán algunos detalles que debemos tener en cuenta en la visita (en inglés, como todo lo que escucharemos o leeremos allí), luego nos sentaremos cómodamente en una especie de sala de cine para ver un making off de las películas y tras la proyección empezará la magia :).

A partir de aquí podremos disfrutar de todo el recorrido libremente y a nuestro ritmo.

En el corazón de los estudios

Estamos ante el triunfal gran comedor de Hogwarts donde se rodaron todas las películas. En directo todo parece más pequeño pero no deja de sorprenderte.

A partir de ahí entramos en una especie de nave gigante donde veremos una sucesión de escenarios donde también se rodaron las películas: los dormitorios y sala común de Gryffindor y Slytherin, la casa de los Weasley, la clase de pociones,…

Al ver las películas no te fijas exactamente en todo lo que aparece, pero allí, puedes ver todo tipo de objetos diferentes y peculiares que aparecen en las saga: máscaras, varitas, trajes y vestidos. Todo ello para convencernos de que realmente existe la magia. Hay un mundo secreto más allá de los “muggles” y ahí lo podemos conocer.

El interior de los estudios de Harry Potter en Londres

De esta parte queremos destacar el tenebroso bosque oscuro de la saga, una de las últimas novedades que ofrece la visita… y sí, ese bosque donde Harry y Ron son atacados por una araña gigante y la primera vez que los protagonistas entraron en contacto con los centauros.

Pasar a través de él es una experiencia increíble y hace que haya merecido la pena la visita y todavía nos faltarán muchas sorpresas.

Nos vamos en tren

Tras el bosque tenebroso hay una pequeña tienda de recuerdos, donde nosotros compramos un buen surtido de varitas mágicas necesarias para empezar nuestro año en la escuela de magos más famosa de Inglaterra.

Ahora toca despedirse de todos nuestros familiares y amigos, debemos buscar la plataforma nueve y tres cuartos para coger el Hogwarts Express y empezar nuestra aventura en el colegio. Así que sí, lo siguiente que veremos es el tren a escala real ubicado en una magnífica recreación de la estación donde también encontraremos más tiendas. El tren es increíble, antiguo y con todos los detalles perfectos, incluso cuando ¡¡entras dentro!! puedes observar todo el material y equipaje que llevaban los tres protagonistas a la hora de zarpar hacia Hogwarts.

Estación Howard Express

Estación Howard Express

Llegamos al final de la primera parte del recorrido.

Llega el momento de descansar

La primera zona de los estudios desemboca en un restaurante con comida rápida para poder reponer fuerzas sobre todo si haces la visita por la mañana. También allí sirven la inigualable cerveza de mantequilla que tanto gusta a los magos y justo a lado hay un patio exterior que alberga algunas sorpresas más.

Por ejemplo nos encontramos con la réplica exacta de esa pequeña casa en Privet Drive, en las afueras de Londres, donde nuestro Harry Potter vivió hasta los once años con los mayores y estúpidos “muggles” que puedan existir: sus tíos y su primo Dudley. Dentro de la casa la única habitación que podemos ver es el salón antiguo con fotos de la familia cubierto por completo por las miles de cartas enviadas desde Hogwarts a Harry. También fuera podemos ver más cosas como el autobús de tres plantas utilizado también como un hotel en la carretera, usado por todos los magos para trasladarse de un sitio a otro en los viajes largos.

Zona exterior Harry Potter Studios

Lo mejor para el final

Una vez hemos acabado el pequeño reposo, seguimos con la visita pero esta vez centrándonos más en lo que hay detrás de las cámaras. Se nos abre todo un mundo de maquillaje, peluquería, vestuario y máscaras que han usado los numerosos personajes fantásticos de las pelis. Aquí es donde te das cuenta de las miles de personas que intervienen en las películas y el gran trabajo que llevan a cabo, cuidando hasta el más mínimo detalle.

Lo siguiente que encontramos es el escenario real que se utilizó en las películas para crear el magnífico Callejón Diagon: lechuzas, casas de todos los tamaños, libros de todo tipo, figuras de todas las formas, varitas, vestidos… todo lo necesario para estudiar en Hogwarts y para enamorarte del increíble mundo de Harry Potter. Aquí es donde los estudios crean un camino que te lleva a una gran sorpresa final, para que te sientas parte de la película. Es un pasillo corto, pero sientes realmente que pasas por el Callejón Diagon, aun más sabiendo que esas tiendas son el decorado real que salió en toda la saga creando una de las calles más famosas del mundo mágico.

Callejon Diagon en Harry Potter Studio Tour

Tras él llegaremos al destino que todos esperábamos: nada más, ni nada menos que el verdadero colegio en que todos los niños y niñas quieren estudiar y aprender magia como Harry, Ron o Hermione y convertirse en el mayor mago o maga de la historia… ¡¡Hogwarts!!.

La increíble, enorme, mágica y espléndida escuela a la que han asistido todos los magos y magas del mundo. El castillo real que vemos en las películas esta en frente de nuestros ojos, y podemos ver todas y cada una de sus partes perfectamente. Se trata de la mayor maqueta que jamás hayamos visto y que se ha utilizado para todos los planos aéreos de las películas.

Con mucha tristeza llegamos a la salida donde ahora sí ya podemos tomarnos nuestro tiempo para hacer nuestras compras sin prisas en la majestuosa tienda que prácticamente tiene todo lo que podemos esperar de nuestros personajes favoritos.

Aquí acaba nuestro viaje al mundo mágico, pero gracias a las varitas que compramos en la tienda podremos sentirnos como magos de verdad, y ya no volveremos a ser nunca más los vulgares “muggles” que éramos antes de entrar en los Estudios Warner Bros de Harry Potter.

Resumen a modo de consejos o trucos para visitar Harry Potter Studios

  • Comprar online las entradas ya que posiblemente in situ estarán agotadas.
  • Planifica tu visita antes de llegar localizando los puntos de salida de los diferentes medios de transporte.
  • Puedes hacer la visita a tu aire o contratar algún tour. Tú eliges. A nosotros nos salió más a cuenta hacerlo a nuestro aire.
  • Al llegar busca las máquinas para sacar la entrada oficial, así seguramente evitarás colas.
  • Al entrar busca la persona que te haga entrega de tu pasaporte. Nosotros tenemos uno cada uno y nos encanta. Dentro existen varios lugares donde los podrás sellar pero ojo, algunos están muy escondidos.
  • Comprar una sola cerveza de mantequilla y probarla, nos lo agredecereis :).
  • Recomendamos una visita de mínimo 3 horas por lo que es aconsejable ir lo antes posible a los estudios para no ir con prisas.
  • Dejar las comprar para el final y así no tener que pasearlas todo el camino.
  • En el recinto hay baños públicos y una parada a medio camino donde también hay un restaurante con comida rápida a precios más o menos asequibles, pero si lo preferís podéis traer vuestra propia comida ya que el comedor es muy grande con mesas largas que se comparten entre todos.
  • Calzado cómodo (deportivas) ya que prácticamente caminamos todo el recorrido.
  • Por le mismo motivo intentar llevar bolsas o mochilas ligeras.
  • Se pueden hacer fotos sin restricción una vez que entras en el comedor de Howards.

Otras localizaciones de Harry Potter en Londres que nosotros visitamos

Leadenhall Market

Durante nuestra visita a Londres también quisimos conocer algunos de los lugares que han servido de escenario para las películas o son mencionados en los libros. Como fans de la saga no podíamos dejar de visitarlos. Con la ayuda de google maps y un buen plano de Londres no era complicado encontrar la mayoría sin necesidad de contratar un tour.

La Estación King’s Cross

Quizá la más conocida y visitada porque tiene uno de las tiendas exclusivas que venden productos oficiales de Harry Potter. Aparece tanto en los libros como en las películas ya que es la estación donde sale el Howards Express. La estación principal fue utilizada para rodar algunas escenas. Si haces la visita a los estudios no es necesario comprar en la tienda aunque si no hay cola merece la pena entrar a verla. Tampoco es necesario hacer cola para hacerse la foto en la Plataforma 9¾ que hay justo al lado (se trata simplemente de una recreación). La cola suele ser descomunal y en los estudios tenemos la posibilidad de hacernos las mismas fotos sin problema.

Leadenhall Market

En la primera película, este precioso mercado victoriano lleno de tiendas de especialidades se usó para filmar el exterior de las tiendas mágicas que había en el callejón. En un momento dado Harry Potter atraviesa una pared mágica que le conducirá al Callejón Diagon.

Este mercado alberga varios restaurantes donde podemos comer por diferentes precios además de otras curiosas tiendas. Está justo al lado del skyline de Londres con lo cual su visita lo hace todavía más atractivo por el contraste entre estos grandes edificios.

Millenium Bridge

El Puente Tambaleante como lo llaman muchos londinenses por el movimiento que provocaba al pasar por él los peatones , también es utilizado en una de las escenas al inicio de la sexta entrega donde Harry sufre el ataque de los mortífagos.

Este puente une dos edificios emblemáticos que también deberíamos visitar si vamos a Londres: la Catedral de San Pablo y el Tate Modern que alberga el Museo Nacional Británico de Arte Moderno y su entrada es gratuita. Este espectacular edificio era una antigua central eléctrica.

Catedral de San Pablo

En este caso la entrada no es gratuita pero merece la pena visitarla. Dentro hay una escalera de caracol que nos llevará a la parte de arriba de la cúpula donde veremos fabulosas vistas, en la tercera entrega es usada por los estudiantes para ir a la clase de Adivinación con la profesora Trelawney.

Datos básicos para la visita:

Dirección: Studio Tour Dr, Leavesden WD25 7LR, Reino Unido
Web, entradas y precios (existe pack familiar): https://www.wbstudiotour.co.uk/es

Horario:

Abierto todo el año, menos Navidad y Año Nuevo. Los horarios pueden variar según el mes del año, pero hay horarios a partir de las 9 y el bus está disponible a partir de las 8,15. En invierno el último acceso es a las 15h. y en verano es las 18,45, unas tres horas antes del cierre total.

Dónde comer: podemos llevar nuestra propia comida o bebida o comer allí, hay 2 restaurantes, uno al inicio y otro a la mitad del recorrido. El tipo de comida es comida rápida y bocadillos o sándwiches fríos.

Cómo llegar:

Hay un tren directo desde Londres, podemos cogerlo o bien en la estación de London Euston (el trayecto es 20 minutos) o bien en la estación de Birmingham New Street (el trayecto es de 50 minutos). Desde Watford Junction al recinto de los estudios sale un bus cada 30 minutos y dura el trayecto unos 15.

Más info sobre Londres en familia: https://www.visitbritain.com